Entradas

Hace falta un debate sobre habilidades con futuro

,

El futuro de muchos trabajos es incierto. Se apunta a que cerca de la mitad de los trabajos actuales podrían automatizarse durante la próxima década como consecuencia de la transformación digital de empresas y organizaciones.

  • Según un estudio de la OCDE, un 46% de los trabajos tienen como mínimo una probabilidad del 50% de desaparecer o de cambiar de forma sustancial.
  • Un informe del World Economic Forum predecía en 2017 que un 35% de las habilidades requeridas por el conjunto de los trabajos en una variedad de industrias habría de cambiar en menos de cinco años.

Al igual que con otros informes de expertos acerca de crisis más o menos inminentes, estas predicciones pueden no tomarse al pie de la letra. Es posible incluso sospechar que las élites que las difunden están preparando el terreno para las decisiones sobre la transformación digital que ya han tomado.

Pero la tendencia parece cierta e imparable: una brecha creciente entre las habilidades que hoy se valoran y las que se requerirán en la futura sociedad digital. Porque se constata que hay un fallo de mercado en la formación en habilidades:

El upskilling, la ampliación de habilidades para responder a necesidades y oportunidades profesionales energentes aparece ahora como una propuesta de moda. Se trata por el momento de una respuesta ambigua, que tiene dos interpretaciones extremas, en la creciente literatura que se publica al respecto:

Se trata de dos interpretaciones no excluyentes, que pueden también ser complementarias. Pero con objetivos y consecuencias radicalmente distintas:

  • El ‘upskilling’ digital se orienta a que las personas cedan espacio a las máquinas y sistemas digitales y se adapten a ellos.
  • El ‘uspkilling’ social se orienta a mejorar el modo en que las personas colaboran, dentro o fuera de su organización para resolver conjuntamente los retos de un futuro incierto.

La elección entre una y otra versión estará influenciada por creencias, ideologías, valores y situaciones de poder. Algo que merece ser analizado y discutido, pero que desborda el alcance de esta entrada. Al respecto del ‘upskilling digital‘ me ha venido a la memoria una cita de J. Weizenbaum, uno de los pioneros de la inteligencia artificial:

«Sucede que programar es un oficio comparativamente fácil de adquirir. Casi cualquiera con una mente relativamente ordenada puede llegar a ser buen programador. Y, dado que la programación procura recompensas inmediatas […] resulta más atractivo precisamente para quienes no tienen todavía suficiente madurez para tolerar retrasos largos entre el esfuerzo para conseguir algo y la aparición de evidencias de éxito.«

Quizá es por ello que proliferan las ofertas de formación en tecnologías digitales, orientadas a los trabajos técnicos que parece que podrían proliferar en el futuro. La cuestión, sin embargo, de cómo abordar el ‘upskillng social’ de forma eficiente y a escala está todavía pendiente. Un reto, ciertamente. Pero también una oportunidad.


Coperfield es una agencia de transformación. Aspiramos a mejorar el mundo facilitando procesos de cambio en las organizaciones y en las personas. Creemos en la capacidad de los colectivos  para co-laborar y co-crear sus propias respuestas a los retos a los que se enfrentan. Sabemos cómo facilitar y acompañar el cambio de cultura de vuestra organización. Contactadnos en hola@coperfield.org.