Entradas

Sé egoísta: Aprende a colaborar

,

En un comentario en LinkedIn sobre el inesperado éxito de la moción de censura al gobierno del Partido Popular, Xavier Jané resalta el poder de un propósito compartido, de un ¿Para Qué? que se use como palanca para cambiar la realidad.

Un propósito es una expresión inequívoca de aquello en lo que la gente quiere convertirse conjuntamente.

Añadiría solamente, no sólo en referencia a este caso, que lo que hace poderosa a esa palanca es la disposición compartida a colaborar hacia ese propósito, aparcando ni que sea de momento las diferencias al respecto de otros asuntos. La apertura a colaborar, dejando de lado pre-juicios, tiene poder.

Bajando a lo concreto debería ser claramente posible, como lo ha sido en este caso, identificar propósitos adicionales a compartir. Resistiendo la tentación de proponer una lista, que en todo caso habría de ser compartida, propongo un propósito adicional: mantener la disposición a colaborar sobre objetivos clave concretos.

Para que este propósito se haga realidad de una forma sostenida en el tiempo hará falta, sin embargo, algo más: Un acuerdo sobre los principios de la colaboración.

«Un principio es una convicción sobre cómo tenemos la intención de comportarnos para conseguir ese propósito.«

Hay una cita muy conocida de Margaret Mead sobre este particular:

«Nunca dudéis que un pequeño grupo de ciudadanos reflexivos y comprometidos puede cambiar el mundo; de hecho, es lo único que alguna vez lo hizo.«

Las dos palabras clave en esta afirmación no exigen ni conocimientos especializados ni habilidades excepcionales. Son principalmente una cuestión de actitud. Al alcance, por tanto, de cualquiera.


En Coperfield, como facilitadores de procesos de transformación, creamos espacios de confianza que propician la colaboración y la emergencia de nuevas realidades. Contactadnos en hola@coperfield.org

Somos una agencia de transformación

En Coperfield (www.coperfield.org) nos definimos como una agencia de transformación.

Ayudamos a empresas y organizaciones, grupos y equipos a encontrar sus propias respuestas a las ‘preguntas poderosas’ que es obligado plantearse antes de abordar un proyecto de transformación:

  • ¿Para qué transformarnos?
  • ¿Qué cambiar?
  • ¿Qué innovaciones perseguir? ¿Qué prácticas habituales abandonar?
  • ¿Cómo hacerlo?
  • ¿A quién implicar y cómo?

Para ello:

  • Diseñamos procesos de transformación (porque la transformación es un proceso y debe abordarse como tal).
  • Acompañamos a los equipos en su proceso, actuando como facilitadores.
  • Capacitamos a personas y equipos, proporcionando herramientas y metodologías para desarrollar las habilidades que necesiten.

En este blog iremos desgranando detalles sobre lo que hacemos, cómo lo hacemos y por qué lo hacemos. Practicaremos la técnica de las ‘preguntas poderosas‘ para abrir perspectivas y temas de conversación. Responderemos puntualmente a vuestros comentarios, preguntas y sugerencias.

La pregunta de hoy: ¿Cuál es la diferencia fundamental entre cambio y transformación?

(Una pista: quizá la foto pueda inspirar vuestras respuestas)