¿Sufren los ODS de un déficit de cómos?

,

Han pasado algo más de cuatro años desde la aprobación por las Naciones Unidas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS, SDG en inglés) en septiembre de 2015. O sea, que ha transcurrido más de una cuarta parte del plazo que se dieron los Estados firmantes para alcanzar los 17 ODS en 2030.

La realidad, sin embargo, es que el avance hacia los ODS está siendo más lento de lo deseado. Según el SDG Index and Dashboards Report (.pdf) España no aprueba en ninguno de los 17 ODS, situándose en el puesto 25 de entre los 30 países de la OCDE analizados.

«La incorporación de los ODS en la estrategia de las empresas no avanza al ritmo necesario para poder contar con una economía sostenible para el año 2030» (Observatorio ODS)

De otra parte, el último informe (.pdf) del Observatorio ODS de la Obra Social de «la Caixa», diagnostica que las empresas españolas aún no otorgan a los ODS la prioridad necesaria para hacerlos realidad para 2030: sólo el 14% de las empresas cotizadas españolas disponen de modelos de gobernanza de la sostenibilidad; es decir, modelos de organización y gestión con responsabilidades claras acerca del diseño y la implantación de planes de sostenibilidad.

En paralelo, sin embargo, aumenta el porcentaje de las empresas del IBEX 35 que mencionan su compromiso con los ODS en sus memorias de sostenibilidad.  Lo que apunta a una situación parecida a la que mencionaba en una entrada anterior al respecto del cambio que se detecta en las declaraciones de propósito de las empresas: muchas buenas intenciones con un marcado déficit de cómos

El panorama en las administraciones presenta similitudes, pero también algunas diferencias. La Diputación de Barcelona, por ejemplo, declara que «aspira a convertirse en un referente de la innovación en la implementación de los ODS«, si bien, en este momento inicial de su nuevo mandato, los planes concretos para conseguirlo no aparecen todavía mencionados en su página web. La Generalitat de Cataluña, por su parte, ha elaborado un «Plan Nacional para la implementación de la Agenda 2030» que contempla un total de 920 compromisos. El Plan detalla también una estructura organizativa compleja que incluye una comisión interdepartamental, un consejo asesor y una comisión técnica con 17 grupos de trabajo. Tampoco en este caso la documentación publicada incluye detalles de los planes concretos de actuación y los recursos destinados. Puede pues cncluirse que también en este caso se detecta un déficit de cómos, agravado por la dificultad que cualquier organización tendría para gestionar eficazmente un número tan elevado de compromisos.

No hay recetas genéricas para superar un déficit de cómospero sí algunas directrices orientadoras que pueden ayudar a una empresa u organización que quiera acoplar su funcionamiento a los ODS:

  1. Definir un propósito claro. ¿Para qué tomar como referencia los ODS? ¿Cómo se imagina que resía el resultado de adoptarlos como referencia?
  2. Alinear la organización y la cultura de la empresa. ¿Qué cambios de comportamiento serán necesarios a todos los niveles?
  3. Compromiso. Partir de un núcleo de impulsores comprometidos y ampliar su círculo de influencia. El compromiso inicial de la Dirección es, por supuesto, necesario; pero el mejor modo de cambiar el comportamiento de una organización es mediante una estrategia de liderazgo distribuido, en que hay personas que ejercen de líderes con independencia de su posición en el organigrama.

Son tres directrices que en Coperfield utilizamos como referencia para orientar y facilitar procesos de cambio.  Sirven también para los ODS, porque en muchas ocasiones el mayor reto no está en los QUÉ, sino en los CÓMO.

Aparco para próximas entradas dos hilos adicionales sobre la estrategia para acoplarse a los ODS:

  • La relación entre los ODS y la responsabilidad social corporativa, y en particular lo dispuesto al respecto por la Ley 11/2018.
  • El rol de las tecnologías y de la transformación digital.

Coperfield es una agencia de transformación. Aspiramos a mejorar el mundo facilitando procesos de cambio en las organizaciones y en las personas. Creemos en la capacidad de los colectivos  para co-laborar y co-crear sus propias respuestas a los retos a los que se enfrentan. Sabemos cómo facilitar y acompañar el cambio de cultura de vuestra organización. Contactadnos en hola@coperfield.org.

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] tono general de las ponencias me confirmó en la opinión, expresada en una entrada anterior, de que los ODS tienen un déficit de cómos. Los 17 ODS comportan un total de 169 objetivos, para […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.