Ante un ‘reto elefante’, ampliar las miradas

Nos invitaron a intervenir en el «Colaboration Day«, una mañana dedicada a los desafíos y oportunidades de la economía colaborativa en Asturias. Pedimos que nos dieran la libertad de no hacer como en otras ocasiones una presentación convencional, y ensayar en vez de ello un enfoque colaborativo. Los organizadores accedieron a la propuesta y al título de nuestra intervención: «Queremos colaborar más: ¿Sabemos cómo?«.

Nos encontramos frente a un auditorio con más de 70 personas, supuestamente todas interesadas en la economía colaborativa (de lo contrario, ¿qué hacían allí?). Empezamos por preparar el espacio y el ambiente:

  • Declarando que no actuaríamos como expertos en la economía colaborativa (al fin y al cabo tampoco lo somos).
  • Obteniendo su permiso explícito para, en vez de dar una conferencia, proponerles tres dinámicas participativas sobre la colaboración.

Pedimos, como primer ejercicio, que cada cual escribiera en su libreta cinco palabras (nombres, verbos, adverbios, adjetivos) que les vinieran a la mente al pensar en la economía colaborativa. Luego pedimos voluntarios que las leyeran en voz alta.

Para sorpresa del auditorio (aunque no la nuestra), no había ni una sola coincidencia entre las dos primeras listas que se leyeron. Lo que significaba que no la habría tampoco entre el total de los asistentes. Una gran dispersión de percepciones o intenciones acerca de la economía colaborativa; ni una sola en común.

Las reflexiones que compartimos:

  • Impulsar la economía colaborativa es un ‘reto elefante‘; enorme y con múltiples facetas.
  • Cuando miramos una realidad compleja, o imaginamos un futuro complejo, todos podemos comportarnos en alguna medida como ciegos. Mirando sólo pedazos. Viendo únicamente lo que entendemos.
  • Mientras un grupo se comporte como los ciegos del diagrama, lo cual no es infrecuente entre especialistas con visión túnel, las perspectivas de una colaboración eficiente son mínimas.

Continuamos con otras dos dinámicas orientadas a ampliar la conciencia sobre lo que implica la colaboración. Una de ellas, para sorpresa de los organizadores, mantuvo a la audiencia ocupada, colaborando en silencio y sin consultar sus móviles durante 15 minutos.

¿Qué recomendarías a los invidentes de la figura para ayudarles a tomar una decisión?
¿Se enfrenta tu organización a un ‘reto elefante’? ¿Cómo lo hace? ¿Cómo te gustaría que supiera hacerlo?


Coperfield es una agencia de transformación. Diseñamos y acompañamos procesos de cambio en equipos, grupos y organizaciones. Facilitamos reuniones y talleres a medida para que los grupos encuentren por sí mismos respuestas efectivas a los retos a los que se enfrentan. ¿Quieres saber más sobre cómo trabajamos? Contacta con nosotros en hola@coperfield.org.

3 comentarios

Trackbacks y pingbacks

  1. […] hemos referido alguna vez a circunstancias en las que un grupo se enfrenta a un ‘reto elefante‘: un reto sustancial, que cada persona percibe desde su propia óptica, sin ser consciente de […]

  2. […] la primera toma de contacto se hizo evidente que nos encontrábamos en una situación de ‘reto elefante’. En parte, pero sólo en parte, por la complejidad y las múltiples facetas del reto. Como los […]

  3. […] La situación al respecto de un reto complejo es diferente. Puede ni siquiera haber acuerdo sobre la descripción concreta del reto y mucho menos sobre la solución deseable, o incluso sobre si es posible alcanzarla. Para quienes están implicados, un reto complejo es muchas veces un ‘reto elefante’. […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.